UÑAS LARGAS, UN GUSTO DE HOMBRES Y MUJERES

La industria de las uñas cada vez es más atractiva, artística y excéntrica, no basta con tenerlas limpias y recortadas, ahora los estándares de instagram indican que deben estar decoradas y en tendencias, pero ¿de dónde surge esta fascinación y culto por las uñas?

Si bien, las uñas no tienen una función vital en nuestro cuerpo, estas protegen a los dedos de lesiones y contribuyen a un buen agarre de objetos. En la actualidad, las uñas definen nuestra personalidad, gustos y labores, además, sostienen a una industria millonaria. 

En 2019 la consultora Grand View Research estimó que los salones de uñas en Estados Unidos tenían beneficios anuales de hasta 5 mil millones de euros; mientras que la industria global del esmalte podría llegar a facturar hasta 14 mil millones para el 2024.

Las uñas largas a través del tiempo…

El culto por esta parte del cuerpo se remonta al Antiguo Egipto, las uñas largas eran símbolo de gran sabiduría, incluso se creía que estas aumentaban la posibilidad de hablar con Dios. En este periodo ya se usaban las uñas pintadas, especialemnte para marcar diferencias sociales; los poderosos usaban colores oscuros; naranjados, rojizos o negros y los pobres y esclavos colores pasteles.

Algunos registros indican que Cleopatra se pintaba las uñas de terracota y henna para darles un color intenso. La reina de la dinastía XVIII de Egipto, Nefertiti, es descrita con sus uñas rubí, mientras que los faraones las reforzaban con papel de papiro para dar un aspecto grueso y resistente.

En Etiopía el cuidado de las uñas ya era un tema trabajado, se dice que utilizaban el aceite de mirra para mantenerlas saludables, pues no sólo les importaba la estética, ellos consideraban que esta parte de los dedos eran un reflejo de su estado de salud. 

En la Antigua China también se pintaban las uñas para marcar rangos sociales. Los  Mandarines solían dejarselas largas para denotar que no hacían trabajos pesados ni manuales; hombres y mujeres las pintaban de oro o de plata hasta el época de la dinastía de Min; posteriormente empezó a estar de moda pintarse las uñas de rojo y negro.

Entre las mujeres chinas, tener las uñas largas significaba ser una aristócrata que no labraba la tierra ni trabajaba con animales. Durante la Dinastía Ming, cuanto más largas eran las uñas, más alto era su estatus social, por lo que ya era común ver a las mujeres nobles usar uñas artificiales muy largas. 

¿Cómo surge la cultura “Nail”?

La industria como la conocemos, comenzó a principios del siglo XX, se abandonaron los pigmentos naturales y se optó por la pintura para coches, aunque en una presentación más ligera. En 1920 se crearon los primeros esmaltes sintéticos de color rojo y un rosa casi coral. 

En 1932 el químico Charles Lachman hizo el primer esmalte para uñas moderno de color rojo, ese mismo año, junto con los hermanos Charles y Joseph Revson revolucionaron el mundo de la belleza creando Revlon y sus esmaltes de colores. La industria “reconoce” que esta marca “inventó” la moda de llevar esmalte y barra de labios del mismo color.

Entre los años de 1954 y 1957 el dentista norteamericano, Fred Slack, creó por “accidente” las extensiones de uñas acrilicas. La leyenda cuenta que este se rompió una uña en el trabajo y creó una uña artificial de fotopolímero dental, una especie de porcelana. Slack y su hermano patentaron su invento y comenzaron la empresa Patti Nails

Para 1970 las uñas de acrilico ya eran populares entre las mujeres de Estados Unidos y su aplicación comienza a sofisticarse; estas son más naturales y más resistentes.

 En estos años la forma cuadrada de la uña comienza a ser tendencia. A finales de esta década, las uñas artificiales son largas y se reservan solo para las clases adineradas por su alto costo, casi enseguida, llegan al mercado las uñas de plástico que se pegan encima de la uña natural.

Para los 80 ‘s el Dr. Stuart Nordstrom ya había inventado el actual sistema profesional de líquido y polvo que se usa en las uñas de acrílico en la actualidad. En 1982 oficialmente se introdujeron  las uñas de gel al mercado, y lo demás, fue historia. 

Lo “cool” de las uñas largas en el 2021

Para esta industria la publicidad, el cine y la televisión fueron muy importantes, las actrices de la época de los 50`s y 60`s marcaban tendencias con sus uñas, con la llegada de la televisión a color y la democratización de las revistas de belleza, los colores y la variedad de esmaltes, y labiales crearon industrias millonarias. 

En la actualidad, diversas culturas tropicalizan las tendencias: en México a las uñas voluptuosas y cargadas se les llama “uñas buchonas”, mientras que para un gran sector de la clase alta  este tipo de diseños son de “mal gusto”; en Estados Unidos las Kardashians han cambiado el concepto “vulgar” de las uñas largas entre sus seguidoras. 

La cantante española, Rosalía, ha combinado la cultura del Flamenco con la moda juvenil de las uñas largas y lo ha hecho ver “cool”, al igual que las reggaetoneras colombianas. También es importante destacar que la comunidad LGBT ha incluido a los hombres en estas tendencias andróginas. 

Existe el debate en que si las uñas largas son higiénicas, de mal gusto y/o dañinas. Lo importante es saber que las tecnologías han evolucionado, son cada vez las marcas que apuestan por productos amigables y menos nocivos para el esmalte natural de las uñas. No queda más que decir:

“De la moda, lo que te acomoda”

FUENTES: 

https://siberiasalon.com/manicura-historia/ https://www.cubahora.cu/blogs/parada-con-estilo/lo-que-revelan-las-unas-fotos https://es.allnailart.com/unas-acrilicas/historia-de-las-unas-acrilicas-y-gel/ https://www.isaacsalido.es/el-arte-de-la-manicura-de-los-egipcios-a-los-disenadores-de-moda/ http://www.revlon.com.ar/behind-the-color/legacy