TACONES, SEXO Y HOMBRES

En la actualidad los tacones son símbolo de feminidad y glamour, incluso es considerada una arma de seducción y atracción masculina. De aquí la pregunta, ¿por qué las mujeres con tacones resultan ser más sexys? 

“Denle a una chica el par de zapatos perfecto… y conquistará el mundo”

Marilyn Monroe

Seguridad y sensualidad son algunos de los adjetivos que la mayoría de los hombres asocian con el uso de tacones, pero ¿a qué se debe esto? La función primaria de su uso se podría simplificar en aumentar la altura y presencia entre los demás, sin embargo esto va más allá. 

¿Por qué las mujeres con tacones son consideradas más sexys?

Quienes usan tacones altos se ven más estilizados y seguros de sí mismos. En las mujeres provoca un caminar delicado y sútil que obliga a mantener una buena postura, levantar el trasero y sacar el pecho. Estos elementos son percibidos sexys por los hombres.

Las mujeres que añaden altura con un par de zapatos aumentan su autoestima y feminidad; esto hace que se perciban poderosas y deseadas sexualmente. El sonido de los pasos al caminar causa que automáticamente se haga notar nuestra presencia en cualquier lugar.

Al usar tacones creamos una curvatura lumbar de aproximadamente 45 grados que de inmediato levanta el trasero, este arqueamiento en la espalda es percibida como una respuesta sexual y hormonal en los animales, señalan los investigadores de la Universidad del Miño en Portugal. Esto explica por qué llama la atención de los hombres.

¿Cuál es el origen de los zapatos con tacones?

Las versiones son diversas y variadas, algunos historiadores atribuyen el uso de zapatos con plataformas a los egipcios, específicamente a los carniceros, que evitaban ensuciarse de sangre y demás desechos. La historia contemporánea nos indica que el uso de este calzado se popularizó en los hombres por más de 100 años.

Elizabeth Semmeljhack, colaboradora del museo Bata Shoe en Toronto, explica que el calzado con tacón fue usado en el Medio Oriente durante siglos por los jinetes. A estos se les facilitaba el movimiento corporal sobre un caballo mientras participaba en enfrentamientos bélicos.

Durante el siglo XVII el tacón fue parte de la moda en los hombres ya que estos hacían distinción en la clase social, reflejaban masculinidad, prestigio y poder. Algunos filmes que recrean esta época nos muestran a los hombres aristócratas usando grandes pelucas, maquillaje y zapatos con tacones.

Con el paso del tiempo y los movimientos intelectuales femeninos, las mujeres comenzaron a usar este calzado para imitar hábitos masculinos, según algunos historiadores. Nadie imaginaría en esa época que estos serían un estandarte de feminidad en el siglo XXI. 

El uso de tacones cobra un significado diferente en cada parte del mundo, aunque en términos generales, se diseñan para estilizar las piernas y los pies con la intención de mostrarlos estéticos, finos y a veces, hasta pequeños como símbolo  de fragilidad y delicadeza . 

¿Por qué las mujeres en tacones enloquecen a los hombres?

La cultural, literatura, el cine y la televisión nos han mostrado que una mujer con tacones puede vulnerar el sentido común masculino. Los fectiches, el sexo y la exitación van de la mano con la industria erotica de este calzado.

En los Archivos de la conducta sexual, de la Universidad de Bretaña Sur, se asegura que los hombres en lugares públicos, sobre todo en los bares,  se acercan más rápido a las mujeres con tacones altos en comparación con las que llevan un calzado bajo. De acuerdo con sus conclusiones, estos tardan casi el doble de tiempo en acercarse a una mujer que está sin tacones. 

La fascinación masculina por las mujeres con zapatos altos y estilizados no solo obedece a un aspecto fetichista sociocultural, también activa un instinto protector; el caminar femenino con este calzado suele ser delicado, coordinado, con pasos cortos y un giro de caderas para tomar equilibrio, lo que resulta atractivo y sensual para muchos. 

El poder de los tacones …

Por otra parte, algunos psicólogos señalan que un gran número de hombres se sienten vulnerados o sometidos con mujeres altas, y esto un terreno sexual, resulta altamente excitante para ellos. 

El comportamiento masculino también se ve vulnerado con un par de tacones. Es doblemente probable que un hombre se agache a recoger un guante o pertenencia de una mujer con zapatillas en comparación con una mujer con calzado plano, según Investigadores de la universidad francesa de Southern Brittany. 

Aunque todo esto resulta ser interesante y revelador, lo cierto es que usar un par de tacones por horas es inconveniente si se está de arriba para abajo con las labores diarias. Sea cual sea la situación en la que decidas usarlos, lo importante es que te sientas cómoda (o) con ellos.  

Un outfit, maquillaje o una par de zapatillas sin duda realzan nuestra imagen, sin embargo debes recordar que nuestra belleza no la define nada ni nadie. Lo importante es que te sientas segura contigo misma (o), y eso enloquecerá a más de uno, o una.