Sexting, la práctica que expone la intimidad de nuestros niños

Esta palabra ha cobrado relevancia en la última década y seguramente lo has practicado, si no, puede ser que tus hijos sí. El sexting es la acción de enviar contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles, correo electrónico o redes sociales. El término proviene de las palabras en inglés “sex” y “texting” y es una práctica común en la actualidad, sobre todo en niños y adolescentes.

El envío de estas imágenes puede ser con la aprobación de las personas, aunque la mayoría del material que circula en la web es robado y apropiado. Esta acción puede dirigirnos a delitos como la pederastia, pornografía infantil, trata de personas, agresiones sexuales y hasta la desapariciones forzadas.

¿Por qué los niños y jóvenes practican el sexting?

El portal español, CONFILEGAL enlistó las posibles causas por las que los adolescente hacen sexting, estas son las más relevantes:

  • La presión social: Los menores podrían compartir estos contenidos sexuales (foto y videos) por las ganas de encajar en un entorno cada vez más sexualizado, o simplemente buscar llamar la atención y el reconocimiento social. 
  • La confianza a quien le mandan los contenidos íntimos: Es común que esto sea con parejas sentimentales, amigos o “conocidos” de redes sociales, lo que hace creer que sus fotos y videos se encuentran a salvo.
  • El desconocimiento técnico: Esto se da frecuentemente en niños y jóvenes que creen que sus contenidos están fuera de peligro al enviarlos, porque simplemente creen que son formas discretas de relacionarse con otras personas. 

Es importante destacar que el sexting se da por igual entre jóvenes y adultos, pero la atención se concentra en quienes no son conscientes del peligro que representa exponerse desnudo en redes sociales. Una imagen puede llegar a miles de usuarios de todo el mundo en cuestión de segundos. 

 “Hemos visto que la motivación depende mucho de los rangos de edad. Por ejemplo, en estudiantes de secundaria y preparatoria se involucra la exploración de su identidad, pues están en una etapa de conocimiento en la que es trascendental la aceptación, gustarle a alguien y sentirse deseados”. 

Nélida Padilla, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM.

¿El sexting es una práctica nueva?

La forma de consumir o generar contenidos sexuales ha ido evolucionando y en términos prácticos se podría atribuir al origen de la imprenta, por ejemplo con la publicación de caricaturas, anecdotarios y fotografías en los medios de comunicación impresos. La llegada del cine y la fotografía, sin duda dieron otro giro al mundo de la pornografía.

En los 2000 ‘s se popularizaron los números telefónicos que ofrecían llamadas o mensajes eróticos;  con la llegada de los teléfonos móviles con cámaras integradas millones de imágenes sexuales invadieron la web.

Esto permitió que cualquiera que tuviera un dispositivo y acceso a internet, pudiera relacionarse con personas en cualquier parte del mundo. Filmar desde un teléfono abrió todo un mercado de consumo sexual, incluso nuevos términos llegaron a nuestro vocabulario con palabras como “El Pack”, “pasa el pack”,  que se refiere a compartir imágenes íntimas de connotación sexual.

¿Qué hay de malo en el sexting?

La acción de mandar o recibir contenido íntimo es un hecho común en estos tiempos, el peligro radica en que se exponga a las personas sin su consentimiento y/o que el material llegue a manos malintencionadas. Los daños emocionales de quien es expuesto en internet pueden ser graves, más aún en los menores.

Los expertos recomiendan que el uso del teléfono en niños sea supervisado, es fácil que sean engañados por personas con falsos perfiles y malas intenciones, sobre todo por adultos que buscan satisfacer sus deseos sexuales. A esta conducta se le conoce como grooming.

Los adolescentes que sextean tienen 2.16% más posibilidades de no usar ningún método anticonceptivo en sus encuentros sexuales, y 1.79% más de padecer trastornos como la ansiedad y depresión  de acuerdo con una investigación del 2019 del portal Jama Pediatrics.

¿Qué acciones se han tomado sobre el sexting?

Es importante hacer énfasis en los peligros de compartir contenidos íntimos y saber que al momento de ser enviados estos navegarán por la web aunque sean mandados a una sola persona, por ello es importante hablar con tus hijos y que al realizarlo lo hagan con la mayor información, seguridad y cautela, sin que satanices la práctica.

En 2008 una encuesta realizada por Campaña Nacional para prevenir embarazos no deseados en adolescentes en Estados Unidos, reveló que uno de cada cinco adolescentes -entre 13 y 19 años- había enviado fotos de sí mismos desnudos o semidesnudos, ya sea por el texto o por internet.

El gobierno de Nueva Gales del Sur, Australia, lanzó una campaña de educación sexual y ciberacoso en 2009 tras descubrir que el envío de vídeos y fotografías de menores desnudos por teléfono había aumentado entre los jóvenes de 13 años, derivando en bullying y agresiones sexuales en las escuelas.

El sexting es una conducta que no puede ser regulada por las autoridades, pero sí puede proceder en acciones legales cuando estas se dirigen a algún delito. En algunas ciudades es ilegal compartir imágenes de niños desnudos por ejemplo.

En México en 2020 se aprobó la “Ley Olimpia”, un conjunto de reformas legislativas que  buscan frenar y castigar la violencia digital hacia las mujeres, penalizando el acoso y la difusión de los llamados “packs” sin consentimiento de las víctimas. Esto luego de que aumentara la cifra de denuncias por el robo y difusión de imágenes íntimas por parte de sus ex parejas sentimentales.

En 2021, el Instituto Municipal de Mujeres de Chihuahua realiza conferencias y charlas sobre cómo practicar sexting de una forma segura explicando a las mujeres la diferencia una práctica sexual consensuada y el delito de compartir contenido erótico o sexual sin el consentimiento de la persona exhibida.

Psicólogos y autoridades hacen un llamado a los padres de familia para supervisar los contenidos que comparten los niños y adolescentes en la red. Si bien no se puede evitar o prohibir, la adecuada infromacion evitará delitos de acoso sexual y violencia de género, bullying y hasta suicidios de personas jóvenes que fueron expuestos en redes sociales.

¿Ya hablaste con tus hijos sobre este tema?

Si quieres saber más sobre el tema, consulta la siguiente información:

https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2017_709.html

https://confilegal.com/20200817-que-es-y-en-que-consiste-el-sexting/

https://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/article-abstract/2735639