Comencé mi carrera desde muy jovencita, recuerdo en una estación de radio en Phoenix, Arizona, me dieron mi primera oportunidad en una cabina de grabación, o sea, nadie me escuchaba, pero ahí yo practicaba 3, 4 horas diarias. Después llegó mi gran momento, transmitir en vivo, simultáneamente un noticiero de un canal americano y traducirlo, en vivo, a español, mi inglés era muy pobre, pero me aventé, como en muchas otras cosas que he hecho en mi vida, dije, claro que lo puedo hacer. Así se me fueron dando oportunidades, hasta que llegué a la televisión en el canal local, (Univision 33) mi día era, hacer un programa de variedad matutino, irme a la universidad (ASU) y regresar a presentar el noticiero de la noche, ah, pero no solo era presentadora, escribía, me maquillaba, editaba, en fin, así se trabajaba en los mercados pequeños. Un día se me presenta la oportunidad de saltar del mercado número quien sabe cual, al número uno en español, Los Angeles, (Telemundo 52) no me sentía lista, me daba mucho miedo, no había terminado mis estudios universitarios, pero era la gran oportunidad, y como en otras ocasiones, dije, claro que puedo hacerlo. He trabajado en radio en Los Angeles también, y actualmente soy contribuidora para los Noticieros Nacionales de Estrella TV. Y así he seguido o más bien así he comenzado porque todo en la vida en un comienzo.