Ghosting, la manera rápida y cruel de terminar una relación

¿Les ha pasado que conocen a alguien por redes sociales y después de un tiempo desaparece sin motivo aparente? Esta acción de “desaparecer”, dejar de contestar mensajes o bloquear de redes sociales a una persona con la que se tenía una relación online es conocida como ghosting

“Charly yo llevábamos una relación por Telegram, no nos conocíamos en persona, pero era amigo de un amigo. No desconfíe de él, siempre tuvimos buenas pláticas, podíamos hablar diario durante horas. Un día le propuse conocernos y dejó de contestar mis mensajes. Le llamé varias veces y ya nunca respondió”

Romina Gonzales, 24 años.

¿A qué se refiere el término ghosting?

El término ghosting comenzó a ser relevante en los últimos 10 años, siendo elegida como uno de los vocablos de 2015 por el diccionario británico Collins. La palabra hace referencia a un fantasma, es decir,  a alguien o algo que aparece y desaparece en cualquier momento sin mayor explicación.

Un estudio académico del Journal of Social and Personal Relationship señala que un 25% de los estadounidenses afirman haber sido víctimas del ghosting, mientras que un 21% confiesa haberlo practicado en algún momento de su vida.

“Ella era mi crush de toda la vida. Comencé a reaccionar a sus historias y pronto tuvimos una bonita amistad por instagram. Un día me pasó su whatsapp y desde ahí hacíamos videollamadas, pasabamos horas texteando y hablando. Yo estaba muy encariñado y la sentìa como alguien muy especial en mi vida. Un día comenzó a subir fotos con su ex novio y dejó de hablarme.”

Allan Marín, 19 años.

¿Qué efectos tiene el ghosting?

Si bien esta acción de ruptura amorosa no es nueva, las aplicaciones de citas como Tinder, creada en 2011, le han dado una connotación actual. Algunos psicólogos señalan que el ghosting puede generar problemas graves de autoestima en la persona que es “abandonada”.

Los jóvenes son los más vulnerables al ghosting. Los expertos explican que en la adolescencia se experimentan cambios físicos y mentales, en esta etapa  el menor define su carácter, sus gustos y pasiones. Sus valores y creencias deben ser guiadas o respaldadas por un adulto y al enfrentarse con este tipo de “desamor” pueden sufrir de depresión, ansiedad e inseguridad.

“Sentí que algo estaba mal en mí. Pensé de inmediato que era mi físico o que no le gusté, le pedí que me explicara qué había de malo en mi o por qué se estaba alejando. Primero había demostrado mucho interés y amor, luego comenzó a ignorarme estando en línea, me decía que estaba muy ocupado, hasta que un día me bloqueó. “

Julia Montes, 15 años.

¿Por qué las personas practican el ghosting?

Las causas pueden variar por la edad, los intereses y el género. El portal Psicología y Mente enlistó las posibles razones por las que las personas deciden terminar una relación virtual desapareciendo:

  • Miedo: Las personas pueden sentirse ofendidas y/o acosadas por el ser que están conociendo. También pueden proyectar experiencias no agradables del pasado por lo que prefieren alejarse.
  • Falta de interés: En ocasiones las expectativas que tenemos de alguien pueden rebasar la realidad, una persona al sentirse decepcionada pierde el interés en la relación, en la personalidad o en el físico.
  • Evitar el conflicto: Quienes desaparecen sin dar mayor explicación suelen evitar la confrontación o la solución de problemas. Estas personas prefieren no expresar o invertir tiempo en soluciones y se sienten cómodas alejándose.
  • Castigo: Esta causa suele ser con la intención de dañar o hacer sentir mal a la pareja. Los expertos la categorizan como violencia psicológica y puede llegar a darse en una situación de venganza o castigo a algo que no les gusta. 

El ghosting  es un término actual a una situación vieja, el formato diferenciador han sido las redes sociales, las apps de citas y las relaciones online. Quizás hemos sido víctimas o victimarios del ghosting  en alguna ocasión y diversas serán las causas, lo cierto es que ninguna edad o condición social está exenta de esta práctica: 

“Estaba muy entusiasmado con ella, ambos éramos divorciados, teníamos 2 hijos y vivía cerca de mi casa. La conocí un día que fui a bailar con los del trabajo. Pasaron 5 meses de estar pasándonos fotos, mensajes, notas de voz y todo eso. Un día subí una foto y mis amigas la comentaron, sentía que eso le molestó porque se alejó y ya no seguimos hablando”

Jeronimo Vazquez, 54 años.

Los expertos recomiendan expresar, platicar o dialogar de forma directa los aspectos que no nos son agradables de una persona que estamos conociendo o tratando. Alejarse, dejar de responder mensajes, llamadas o bloquear de una red social es inconveniente y puede generar un daño mayor a quien se está dejando. 

¿Te sentiste identificad@ con algún testimonio?