¿CRISIS DE LOS 40? ESTO DEBES SABER:

“La única vez que vives plenamente es de 30 a 60. Los jóvenes son esclavos de los sueños, los viejos sirvientes del arrepentimiento. Solo los de mediana edad tienen todos sus cinco sentidos para mantener su ingenio”

Eleanor Roosevelt

¿La crisis de la mediana edad? ¿De los 40’s? ¿Existe? ¿Es normal? Este tema suele ser plasmado con cliché, sarcasmo y hasta sátira en el cine y la televisión, pero es un proceso real.  Esta “etapa” se presenta generalmente a los 40 años, aunque podría ser desde los 30`s, y ocurre cuando evaluamos nuestro transcurso vital; puede durar días o incluso años. 

Los expertos se refieren a este proceso como la crisis de identidad de los cuarenta y sucede tanto en hombres como en mujeres, aunque no se manifiesta de la misma manera, ni en el mismo momento, y más importante aún, no en todas las personas. El término “crisis de mediana edad” fue atribuido en 1965 por el psicoanalista canadiense, Elliott Jacques.

¿Cómo saber si estoy en la crisis de la mediana edad?

Una de las primeras señales de esta crisis es cuando se comienza a tomar consciencia de la mortalidad; asumir que la vida se nos ha “ido”, visualizar nuestra vejez y sentir temor por el futuro de quienes dependen en cierta medida de nosotros, etc.

En esta fase es muy común cuestionarse los éxitos que se han tenidos, los fracasos y comparar las expectativas que se tenían con la realidad que se vive; “Me visualizaba viajando”, “A esta edad ya debía tener hijos y un perro”, “ Me imaginaba con una casa propia”.

¿Depresión?

Lamentablemente esta situación puede llegar con cuadros depresivos. Un estudio de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, rastreó los datos de 35 millones de personas en 80 países diferentes y demostró que hay un patrón constante con los niveles de felicidad-depresión relacionados con la edad, sobre todo al llegar a la década de los 40.

Algunos psicólogos y terapeutas destacan de este proceso los siguientes sentimientos y actitudes: 

  • Inconformidad con el estilo de vida que se lleva: “Pude haber tenido otra profesión y vivir mejor”
  • Actitud pesimista y negativa: “¿Ya para què lo hago? Ya me voy a morir”
  • Cuestionamientos inquietantes y profundos sobre la vida, la felicidad, el amor, etc.: “¿Existe algo más allá de la muerte?”
  • Angustia por la maternidad; “Qué será de mis hijos, pude haber ofrecido algo mejor”, “ya es tarde para formar una familia”
  • Miedo a nuevos comienzos y ciclos: “Me da miedo divorciarme y quedarme sola”
  • Frustración por la pérdida de oportunidades de la juventud: “A esta edad nadie me va a contratar”
  • Aburrimiento constante de las actividades diarias

Otro de los síntomas característicos son los pensamientos pesimistas sobre la edad; “Los mejores años de mi vida han pasado”, “A esta edad ya no creo divertirme, se lo dejo a los jóvenes”. 

Síntomas físicos de la mediana edad

Las dificultades físicas comienzan a aparecer en esta década; los psicólogos relacionan el insomnio, los dolores de espalda y de diversas articulaciones con las emociones, esto independientemente de las patologias clinicas que se tengan. 

Las dolencias físicas propias de esta edad generan pensamientos negativos para realizar diversas actividades: “Estos bailes ya no estan para mi edad” “La resaca me dura 3 semanas”, “A esta edad no aguantaría un embarazo”

¿Cómo afrontar la crisis de los 40?

Es importante destacar que este proceso es distinto en cada persona y se manifiesta de distintas formas, los expertos recomiendan asesoría psicológica en crisis graves, pero si no es el caso, estas recomendaciones de diversos expertos y artículos pueden ayudar:

  • Aceptar la edad y destacar sus virtudes
  • Buscar enriquecer el cuerpo, la mente y espíritu: ejercicio, yoga, meditación, lecturas etc.
  • Practicar nuevas actividades, hobbies y deportes
  • Probar un cambio de look
  • Aceptar nuevos retos laborales, profesionales e intelectuales
  • Dejar la autocompasión y buscar motivaciones
  • Evitar el estrés y de ser posible, buscar delegar algunas responsabilidades 
  • Dejar los miedos y avanzar

¡Los fabulosos 40` s!

Este tipo de crisis se presentan a lo largo de nuestras vidas, en diferentes edades, con distintas preocupaciones y con variadas carencias; La inquietud de la adolescencia, la incertidumbre de los veintes, la definición de los treintas, la crisis de la mediana edad, la menopausia, la andropausia, etc.

Es importante destacar la necesidad natural del ser humano por el cambio y la ambición de lograr y vivir cosas nuevas, por ello enorgullezcámonos de nuestra edad, abracemos la sabiduría, valoremos la experiencia y conocimiento, mantengamos una vida saludable, visitemos al médico y hagamos ejercicio, que los mejores años están por venir…